• Tenga un trabajo estable….
  • Tenga pareja…
  • Tenga el cuerpo deseado…
  • Tenga …

A veces nos sentimos incapaces de ser felices a no ser que lleguemos a una situación determinada, situación que a menudo no depende exclusivamente de nosotros, sino que en cierta medida está en manos de factores externos, por ejemplo, podemos enviar CV, formarnos, esforzarnos y trabajar adecuadamente pero, que no nos encontremos en el trabajo de nuestras vidas, y así, con infinidad de aspectos vitales.

Es complicado sentir que lo tienes “todo”, de hecho, suele ocurrir que cuando lo sientes, te inunda es el vértigo ante la posibilidad de poder perder aquello que has logrado y que tan feliz te hace.

Es por ello, por lo que desde la psicología aconsejamos mantenernos en el presente en la medida de lo posible, un aquí y ahora con perspectiva de futuro cercano. Es decir, plantearse objetivos a corto y medio plazo es positivo, es más, en las consultas que realizo en el Centro de Psicología en Bilbao Ongizate, pido marcarse unas metas realistas, alcanzables y que podamos dividirlas en pequeños pasos para poder analizar con objetividad los avances personales que realizamos. Porque ser capaz de ver esos chiqui pasitos nos dará impulso para seguir caminando, pero no sólo eso, sino que será algo que nos facilite la posibilidad de ser feliz, porque nos obliga a centrarnos en aquello que estamos haciendo dejando en un segundo plano las posibles catástrofes del futuros y los errores del pasado.

Esto nos ayuda a mantener la autoestima en un punto adecuado lo que nos lleve a continuar luchando por nosotros mismos.

En definitiva, nos acercaremos a la felicidad en la medida en que nuestras pequeñas decisiones y nuestras actitudes nos hagan sentir mejor cada día.

Irene Tobías

Psicóloga en el Centro Integral de Psicología Ongizate

BI03674

Abrir chat