Si tuviera que elegir un color entre todos los que conozco, elegiría sin duda el que se forma en el paisaje del otoño. Me fascina pasear por la naturaleza en esta época del año, me relaja especialmente y me carga las pilas. Son colores cálidos que personalmente me inspiran energía. Sin embargo, las estadísticas indican que otoño es unos de los períodos del año donde mayor malestar emocional se vive. Al igual que en primavera, nos sentimos cansados, nerviosos y con más propensión a sufrir síntomas de ansiedad o depresión.

Veo importante dotar de información a los pacientes, de manera que cuando llega un momento en el que nos vemos más alterados, poder entendernos nos ayuda. Es más, desde el Centro de Psicología en Bilbao Ongizate, apostamos por la psicoeducación independientemente de cuál sea la patología que te lleve a nuestra consulta. Me apoyo en el dicho popular que ofrece el mensaje que “el saber es poder”, porque así lo considero, el hecho de entender la dificultad que estás viviendo, te permite al menos, normalizar y observar que no eres la única persona en el mundo que tiene miedo a “volverse loco”, a “perder el control”, a “caerse redondo en medio del metro”… y eso te humaniza y te relaja. Además, te permite observarte desde una óptica más objetiva, salir de ti y ver que si realmente perdieras el control precisamente por ese miedo a perderlo, en el peor de los casos te verías obligado a pedir ayuda y esto señores, no es el fin del mundo. Así que, una vez recuperada la serenidad, todo sigue, con un residuo incómodo que genera la ansiedad, pero sigue.

Y si a esto sumamos que existe la posibilidad no solo de conocer el trastorno, sino también de aprender a ser tú quien controla a la temida y salvaje ansiedad, con fuerza, constancia, apoyo y mucho amor por uno mismo, pero que se puede, te genera una sensación de capacidad que no tenías, debido al desconocimiento.

Y, ¿cómo enlazo otoño con la importancia de comprender y conocer los síntomas y trastornos con los que venís? Muy sencillo, como os he dicho al comienzo, estamos en una estación que me inspira y este año lo ha hecho llevándome a un nuevo intento de proyecto, porque no me voy a presionar pero, vamos a tratar de enseñaros, al menos una vez al mes las causas, síntomas, tratamientos… de diferentes patologías para que vosotros podáis conocerlas. Esperamos que os apetezca aprender con nosotros un poquito más cada día, porque como ya os dije en el anterior post, nosotros con vosotros estamos muy agradecidos porque nos ayudáis a ver y conocer cientos de aspectos. Por ello, muchísimas gracias por estar ahí, inspirarnos y motivarnos, porque sin vosotros, todo esto, no sería posible.

 

Irene Tobías Fernández

BI03674

Psicóloga de Ongizate – Psicólogos en Bilbao