Creo en tí: gran frase, todo un motor para luchar.

 En ocasiones, la persona que acude a nuestra consulta de Psicología en Bilbao Ongizate, es tras innumerables intentos fallidos de solucionar un problema, por lo que llegan con una sensación en la que consideran que ni ellos ni el entorno les ve capaz de afrontar la situación que tiene, es decir, no creen en sí mismo.

De pronto se encuentran en un lugar donde no saben qué va a ocurrir, entran en la consulta y buscan el famoso diván, alguno comenta que lo echa en falta, otros se limitan a inspeccionar. Comenzamos la sesión y se muestran nerviosos, creen que no van a tener mucho que contar y que no están del todo convencidos de la decisión… pero…, van a probar porque se lo han recomendado, total ya no tienen mucho que perder.

Van pasando los minutos y se van encontrando más y más cómodos, se sorprenden de sí mismos, porque están siendo capaces de poner palabras a aquello que les ocurre, aquello que viven, aquello que les mantiene bloqueados. Sin darse cuenta, hemos llegado a una primera conclusión y es que una de las dificultades está siendo la poca confianza en sí mismos, progresivamente vamos analizando la situación desde la mayor objetividad y le hacemos ver que uno de los aspectos que impide que pueda encarar su vida actual, está precisamente en las limitaciones que él mismo se instaura o las dudas generadas por el entorno, porque el miedo genera tal parálisis que hace que sea una odisea enfrentarse a responsabilidades aparentemente sencillas. De ahí, la sensación de muchas personas de incomprensión y de exigencia por parte de los seres queridos, con mensajes como “es que no te estás esforzando lo suficiente”, “la semana pasada estuviste mejor, fuiste capaz de ir a la universidad”, “si sigues así te va a ir mal en la vida”…

Por ello, para ellos es valiosísimo encontrarse frente a una persona que les recuerda que pueden creer en ellos, que poseen habilidades y recursos, que lo único que falta es la actitud para enfrentarse a la incertidumbre de ser o no ser capaz de superar con éxito la situación.

Pero señores, esto no es magia, por lo que es muy probable que de las sesiones se vaya con espíritu y con motivación para el cambio, pero que regrese de nuevo con dudas, cuestiones sin resolver, lleva mucho tiempo funcionando desde la incredulidad de su potencial, pero llegará un día en el que se lo cree de verdad y apuesta por sí mismo, ese instante para mí como psicóloga es muy gratificante, porque es cuando se pone en marcha todo el trabajo, se ve capaz, comienza a realizar actividades porque él quiere, porque él lo considera conveniente y no porque es lo que se espera de él y no solo eso, sino que además se ve capaz de afrontar un fracaso, porque en la mayoría de casos, aprendemos con ensayo – error, fallamos, analizamos que ha pasado y volvemos a intentarlo con nuevas estrategias. Cuando no creemos en nosotros mismos no analizamos qué ha fallado porque estamos convencidísimos de que somos nosotros mismos los que hemos fallamos, por lo que nos mandamos de nuevo mensajes que lejos de acercarte a tu meta, te alejan de ella, viéndote cada vez más chiquitito, inútil, vulnerable…

Para empezar a valorarnos y a dar pasos hacia el autoconocimiento, que es la base para saber dónde están nuestros límites y nuestras fortalezas que nos llevarán al éxito, desde el Centro de Psicologia en Bilbao Ongizate, os invitamos a cada noches escribir los logros del día, de esta manera, nos centramos en lo que sí hacemos y logramos, en lugar de ver básicamente lo que no hemos  hecho a lo largo de ese día. Estoy segura que os sorprenderéis porque tendemos a ser muy muy muy autoexigentes y en lugar de reforzarnos lo bueno, nos machacamos con lo malo.

Espero que os haya gustado y que os anime a creer en vosotros ya que será el primer paso para conseguir vuestras metas. ¡A por ello!

Irene Tobías

BI03674

Psicóloga en Ongizate

Abrir chat